Fundador de F.I.D.E.

  ENCARGO DE UN RETRATO (BUSTO)

El material definitivo es bronce y papel para los estudios y bocetos.

El tamaño de la cabeza de un adulto es una ampliación a escala 1:1+1/2 o 1:2.

Para el retrato de un niño las escalas usuales son 1:1 o 1:1+1/2.

Nota sobre los aspectos estéticos.

            Entiendo, o me interesa abordar el retrato a partir del legado de autores como Pablo Serrano. Por ello la simplificación de los volúmenes o la acentuación de determinados aspectos de la fisonomía que caracteriza al retratado son parte de los aspectos que tengo en cuenta para realizarlo. Considero fundamentales, tanto la manera de modelar, como el tratamiento del espacio en que se inscribe el bronce. Con estas claves pretendo seguir el hilo de la tradición escultórica, ubicando mis propuestas en la contemporaneidad.

            No olvidemos tampoco, que un retrato es la interpretación que un ser humano hace de otro, en un momento determinado de su historia. Transformo el barro y el espacio en función de lo que percibo. Es también la impresión de huellas sobre la materia.

Procedimiento de trabajo.

Si la persona está viva prefiero establecer contacto con ella, que me pose.

Me hacen falta 2 o 3 sesiones previas. Suelen durar entre 2 y 3 horas. En ellas tomo dibujos del natural, datos del retratado y un reportaje fotográfico.

Posteriormente me harán falta entre 1 y 2 semanas de pose del natural, habiendo previamente encajado los volúmenes principales mediante las fotografías. Serán tardes o mañanas completas (entre 3 y 5 horas).

Precios.

P.V.P. 7.600 €. Las obras son piezas únicas y el precio incluye los costes de fundición. No están incluidos los costes generados por el transporte a otra ciudad, provincia o país.

Si el comitente o la familia lo considera, se pueden hacer un número limitado de copias del molde de reproducción, al que sólo habría que añadir los costes de fundición.

Otras fotos